Ircservices.com


Síntomas de la insuficiencia renal en los caballos

Síntomas de la insuficiencia renal en los caballos

Insuficiencia renal se produce cuando los riñones pierden su funcionalidad y fallan en sus responsabilidades de la filtración. Los riñones son los encargados de filtrar la sangre para enviar basura y extra líquido a la vejiga, y son una parte importante de las vías urinarias de un caballo. Cuando fracasan, debido a la genética, edad o daño, el caballo exhibe algunos síntomas específicos.

Necesidad de orinar y aumento de la sed

Según el sitio web EquiSearch, riñones de un caballo deben filtrar 10 galones de sangre dos veces una hora para limpiar eficazmente las toxinas y el exceso de líquido. Su degradación conduce a una acumulación de toxinas, que a su vez conduce al cuerpo del caballo que buscan otros métodos de filtración. Aumento de la hidratación es un impulso natural. Un caballo se convierte en cada vez más sed, su cuerpo trata de diluir la sangre y las toxinas que fluyen a través de él. Este aumento de la sed conduce a diarrea y aumento de la micción. Caballos con enfermedad renal comienzan a orinar varias veces en una hora.

Sangre en la orina

Un síntoma estándar de daño renal en animales es sangre en la orina. La arteria renal proporciona un suministro constante de sangre a los riñones por filtración, pero como rompen los riñones, falla de este sistema de filtración. En lugar de filtrar sangre y pasando el exceso de agua a la vejiga, los riñones comienzan a embudo de la sangre sí mismo en las vías urinarias. Esto conduce a la orina rosada y puede conducir al caballo pasar sangre pura.

Comportamiento y aspecto físico

Como las toxinas y la progresión de enfermedad renal se acumulan, el caballo comienza a mostrar algunos signos físicos de enfermedad. Su pelaje puede volverse opaco y desigual, mientras que el caballo se convertirá probablemente en estado letárgico y apático. Enfermedad de riñón a veces actúa como un supresor del apetito, según el sitio web EquiSearch, para que caballos pueden dejar de comer. Esto resulta en pérdida de peso y más falta de energía. Otro síntoma posible es las encías inflamadas.