Ircservices.com


Signos y síntomas de cáncer de hueso en el brazo

Signos y síntomas de cáncer de hueso en el brazo

Cáncer primario del hueso, en la que un tumor se origina en el hueso, es relativamente raro. El Instituto Nacional del cáncer estima que en 2009 hubo menos de 2.600 casos de cáncer óseo primario en Estados Unidos. Ciertos tipos de cáncer de hueso como el osteosarcoma, son más comunes en niños y adultos jóvenes. Mayoría de los casos de cáncer de hueso se producen en los huesos largos del brazo y la pierna, según la Clínica Mayo. Signos y síntomas de cáncer de hueso son generalmente localizados en el área del tumor.

Dolor

El síntoma más común de cáncer de hueso en el brazo es el dolor en la zona afectada. Según la Academia Americana de cirujanos ortopédicos, el dolor suele ser sordo y dolor en lugar de agudo, y puede o no puede empeorar después de la actividad. Reposo y analgésicos puede hacer nada para el dolor, que puede ser peor por la noche. El dolor puede gradualmente empeorar a medida que el tumor crece. El área también puede sentir tierno, como si está amoratada.

Hinchazón

A medida que el cáncer crece en el brazo, puede causar hinchazón. La hinchazón puede ser peor si el tumor está cerca de una articulación como el codo o el hombro y causar rigidez, dificultando el movimiento. También puede ser presión en el área. Ocasionalmente, el cáncer óseo puede manifestarse como una masa indolora, en el que un bulto o hinchazón es el único síntoma.

Fracturas

A medida que el tumor crece, pueden debilitar los huesos en el brazo, llevando a un mayor riesgo de fracturas. Aunque el tumor sí mismo puede crecer tan grande como para ejercer la presión necesaria para fracturar el hueso en su propio, el escenario más probable es una fractura de una caída o lesión. KidsHealth.org dice cánceres de hueso a veces son descubiertos después de que busca tratamiento para una fractura.

Otros síntomas

Cáncer de hueso, como otros tipos de cáncer, puede causar algunos síntomas de la enfermedad. Esto puede incluir fiebre, sudores nocturnos, fatiga, anemia y pérdida de peso. La presencia de estos síntomas puede indicar que el cáncer se ha diseminado a los ganglios linfáticos u otros órganos. Aunque estos síntomas son comunes con muchas otras condiciones además de cáncer, debe acudir al médico si persisten o si tiene junto con otros síntomas de cáncer de hueso.