Ircservices.com


Hechos acerca de Microchips en humanos

Hechos acerca de Microchips en humanos

Comodidad, lujo y mejor gestión del tiempo han sido de conducción factores en muchos de los gadgets que se han inventado y actualizado sobre una base regular. Es lógico que la infusión de gadgets con las actividades diarias resultará en identificación electrónica, o el microchip humano, para que las personas pueden literalmente "continuar con el Joneses."

Uso en animales

Los animales fueron los primeros en ser etiquetados electrónicamente. La etiqueta de identificación por radiofrecuencia fue implementada de la misma manera que un veterinario realizar la vacunación. Microchips en animales contienen información como registros de vacunación y documentación de la propiedad sobre los animales; Esto permite a los animales perdidos o robados para reencontrarse con sus dueños.

Primer ser humano de un microchip

Gracias a su exitoso uso en animales, en la década de 1990, la gente comenzó a preguntarse sobre las posibilidades y conveniencia de la implantación del microchip, y en 1998, Kevin Warwick, un profesor que enseña cibernética en la Universidad de Reading en el Reino Unido fue el primer ser humano a tener un microchip implantado en su cuerpo. El chip, que fue implantado en su brazo izquierdo tuvo que ser quitado después de nueve días debido a problemas con su batería de litio-powered.

Uso en seres humanos

En 2004, la administración de alimentos y drogas de Estados Unidos autorizan la Corporación VeriChip para facilitar el uso del marcado electrónico únicamente para fines médicos. Aunque no han llegado a microchips el "utilizar para transacciones en cualquier lugar y en cualquier momento" etapa todavía, han sido dispositivos útiles para pacientes de alto riesgo los pacientes diagnosticados con la enfermedad de Alzheimer entre o demencia porque permiten que los doctores fácilmente acceso a su historial médico.

Otras preocupaciones

A pesar de lo microchip de conveniencia podría ofrecer personas, debido a cuestiones de privacidad y abuso de la escala grande posible debido a la numeración humana, muchos Estados han visto introducida la legislación que prohíbe la necesaria implantación de microchips en seres humanos. En algunos Estados, como Wisconsin, legislación limitando la implantación de microchip humano con éxito ha convertido en ley.